Para pens@r

Para concluir, se puede vislumbrar que nos encontramos ante un problema incipiente y partiendo de esa base las soluciones posibles aún dejan mucho que desear. Analizar a modo de conclusión nos lleva al menos sobre tres grandes ítems sobre los cuales hacer hincapié:

1. La responsabilidad de los productores de tecnología electrónica
2. El poco conocimiento que a nivel social existe sobre la problemática de los desechos tecnológicos
3. Las dificultades para el reciclaje de tales desechos

El avance de la tecnología electrónica no se toma respiro, es rápido y constante. No es secreto los ingresos que generan los capitales al servicio del desarrollo de la tecnología electrónica. Tampoco es secreto la gran cantidad de recursos,  no sólo económicos, que se destinan a la publicidad de tales tecnologías. Ni mucho menos la libertad con que las empresas se manejan, al punto tal que las normativas vigentes para el control de los desechos generados, son escasas o nulas. De tal modo no se obliga a las empresas a concientizar a los usuarios sobre cómo darle una utilidad más provechosa a los residuos tecnológicos, sobre el hábito del reciclaje o sobre cómo tales desechos repercuten sobre la salud y el medioambiente.

Este fenómeno lleva a que, a nivel social, el conocimiento sobre los desechos y la tecnología toda sea muy parcial (se conocen los pro, no las contras). Y aquí la responsabilidad no recae en su totalidad sobre los generadores de dichas tecnologías, aunque seguramente deberían ser los primeros en tomar medidas en el asunto. Las políticas gubernamentales, sin distinción de banderas políticas, han sido muy pobres y han corrido al problema desde muy atrás, nunca anticipándose.

Es de ese modo que los conocimientos que se generan sobre cómo darle una utilidad más saludable y no tan nociva a los desechos tecnológicos, sobre dónde y cómo reciclarlos, son muy pobres y es allí donde se debe atacar con ímpetu, más allá de los intentos legislativos por regular el empleo y el desecho de tales aparatos.

Publicado en basura electrónica, chatarra tecnológica, desechos2.0, e-desechos, eco-arte, residuos tecnológicos | Deja un comentario

La basura electrónica y el eco-arte

Entrevista con el diseñador platense Diego Segarra (él prefiere identificarse como un comunicador plástico).En esta charla nos cuenta un poco de su acercamiento al arte con residuos tecnológicos y el trabajo que realiza con ellos.

Publicado en eco-arte | Deja un comentario

Basura electrónica: ¿qué dicen las estadísticas?

Según la Cámara Argentina de Máquinas de Oficina y Afines (CAMOCA) en nuestro país se generan entre 80 y 120 mil toneladas de chatarra electrónica por año. También, el mismo organismo, estima que por habitante se generan entre 3 a 4 kilos de basura electrónica anualmente.

Desde CAMOCA estiman que en el último año quedaron en desuso unas 800.000 computadoras, 400.000 monitores, 2 millones de teclados y otros 3 millones de mouses. A su vez calculan un peso estimado de estos residuos, transformados en chatarra, en unos 35 mil toneladas.

Por otro lado, de un estudio de la consultora Ecogestionar, se desprende que a nivel global, parte de esa basura, se recicla en porcentajes que van desde un 30% a un 80%, en europa, Japón o América del Norte.

Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE):

En comparación con europa, los números son muy superiores a los de nuestra región. En el último Foro Mundial de Desechos Electrónicos realizado en Nairobi (Kenia) se presentó la siguiente tabla:

Haciendo una correlación con los datos en nuestro país, según Greenpeace, en el 2011 se descartarán más de 1.200.000 computadoras. Y esta cifra continuará avanzando si tomamos como referencia que de 4.900.000 computadoras que existían en 2006 en Argentina se pasó, en 2010, a 11.600.00, y se proyectan otras 5 millones en los próximos 2 años.

También, la fundación ecologista, remarca que en 2008/2009 la venta global de celulares y computadoras absorbió el 19% de lo producido en minería mundial de cobre, el 3% de la minería global de oro, el 4% de plata y el 16% de extracción de paladio.

Por otra parte, María Eugenia Testa, Directora Política de Greenpeace Argentina, dijo que solo se recicla el 2% de los residuos eléctricos y electrónicos colocados en el mercado, y entre el 4% y el 6% de los RAEE provenientes del sector de la tecnología. También explicó que actualmente se generan 120 mil toneladas de residuos electrónicos.

Asimismo Greenpeace espera que en 2011 se descarten más de 1 millón de computadoras y más de 10 millones de celulares, de los cuales aproximadamente un 30% terminará en basurales. Estos residuos, juntos con el resto de la basura electrónica, genera el 70% de la contaminación por metales pesados en los rellenos sanitarios y basurales.

En cifras concretas, en 2010 se vendieron:

-un millón de TV o LCD

-12 millones de teléfonos celulares

-1,2 millones de sistemas de impresión

-cerca de 2,65 millones de computadoras entre PC, notebook y netbooks,

A ello se le debe sumar equipos de aire acondicionado, equipos de audio/video, electrodomésticos, lavarropas, sistemas de alarmas, electrónica automotriz, sistemas de alarmas, etc.

Publicado en basura electrónica | Deja un comentario

La basura tecnológica hoy

Marketing y diversas funciones

Motivados por el marketing y la gran cantidad de funciones que estos aparatos electrónicos que han adquirido, provocó el desarrollo de un gran número de componentes y dispositivos tecnológicos que asociados a el costo de producción y de venta a producido una mayor adquisición de los mismos por parte del público.

Las grandes modas, los avances tecnológicos, y tener el último modelo de aparato hacen que la población renueve constantemente sus equipos. Esto trae como consecuencia una gran cantidad de desechos que antes no era posible registrar en nuestra sociedad.

En la actualidad todos estos factores incentivan a la sociedad, a comprar, renovar y desechar todo tipo de producto tecnológico más rápidamente. Se estima que por año se tira de entre 20 a 50 millones de toneladas de residuos alrededor del mundo. Un claro ejemplo en estos últimos años son los teléfonos celulares que son desechados por ciento de miles de personas cada año provocando un grave problema para el medio ambiente y la salud.

La popularidad en estos últimos años

Hoy en día aparatos eléctricos como computadoras, celulares, ordenadores, impresoras, cámaras fotográficas, y electrodomésticos de todo tipo quedan absoletos continuamente. Se convierten así en basura tecnológica que no siempre se recicla. Si estos son llevados a lugares inadecuados se convierten en un alto porcentaje de amenazas.

Los desechos tecnológicos que más han tenido popularidad estos últimos años son los viejos televisores de rayos catódicos cambiados por pantalla plana debido a los avances fuertes de las últimas tecnologías. Estos televisores de rayos catódicos pueden contener hasta 4 kilos de plomo un metal pesado por sus efectos neurotóxicos.

En la actualidad en la Argentina se encuentran diversa ONGS, programas e iniciativas que trabajan separando las RAEES, todo tipo de aparato tecnológico, de los residuos sólidos urbanos. Otras empresas como Industria Dalafer, Scrap, Rezagos, llevan a cabo una gestión integral de los materiales entre ellos los que contienen sustancias peligrosas, como ser las plaquetas electrónicas, las cuales son exportadas al exterior para su reciclaje.

La media sanción del Senado

El pasado 4 de Mayo de 2011 el Senado dio media sanción al proyecto de ley de presupuestos mínimos para la gestión de residuos eléctricos y electrónicos. De ser aprobado el proyecto de ley en la Cámara de Diputados “La Ley de Basura Electrónica”, establecerá por primera vez un sistema nacional de gestión para pilas, baterías, computadoras, electrodomésticos, televisores, teléfonos celulares, una vez que el consumidor se deshace de ellos.

Otro punto clave del proyecto de ley es que desde dos años después sancionada la ley, quedara prohibida la comercialización de aparatos eléctricos y electrónicos que contengan plomo, mercurio, cadmio, entre otros.

Publicado en basura electrónica | Deja un comentario

Desechos tecnológicos: problemática que crece con el tiempo

Una nueva forma nociva está creciendo a pasos agigantados y promete convertirse en una de las más peligrosas formas de contaminación. Se trata de la generada por desechos tecnológicos (como computadoras, celulares, televisores en desuso, etc.) que no reciben un tratamiento adecuado.

Un estudio de la Cámara Argentina de Máquinas de Oficina, Comerciales y Afines (CAMOCA) registró que en 2006 entraron en desuso unas 40.180 toneladas de equipamiento. En 2007, en cambio, fueron 47 mil. De esas, según autoridades de esa entidad, un 20 por ciento tiene una disposición final apropiada en las plantas chatarreras.

Otro 20 % ingresa al sistema de reciclado o es re-comercializada. El problema es el 60 por ciento restante termina en basurales o contenedores, sin que se les aplique un proceso adecuado de reciclaje.

Salta a la vista que la disposición final de los residuos informáticos no constituya todavía una prioridad ambiental, dado que se trata de una problemática nueva, aunque en ascenso y es necesario instalar el tema en la sociedad para poder comenzar a realizar acciones conjuntas.

Cada vez más personas acceden a artefactos electrónicos y al mismo tiempo los recambian con mayor frecuencia. Eso genera una acumulación de desechos que van en contra de la salud ecológica y humana.

La tasa de crecimiento de estas montañas de productos electrónicos alcanzará dimensiones de crisis a no ser que las empresas de electrónica, que obtienen lucros elevados de la producción y venta de estos aparatos, asuman sus responsabilidades.

Contexto mundial

Según la EPA de los EE.UU., en 2000 más de 4,6 millones de toneladas de residuos electrónicos han acabado en los vertederos de EE.UU. Las sustancias químicas tóxicas presentes en los aparatos electrónicos con el tiempo pueden ser lixiviadas a la tierra o liberadas a la atmósfera, provocando impactos graves tanto en el medio ambiente como en las comunidades vecinas.

En los años 90 los gobiernos de Europa, Japón y algunos estados de los EE.UU. han puesto en marcha los sistemas de “reciclaje” de residuos electrónicos.

Sin embargo, muchos países no consiguieron gestionar la cantidad ingente de residuos electrónicos generados ni su inherente peligrosidad.

Como consecuencia, empezaron a exportar el problema a los países en vías de desarrollo dónde las leyes para proteger a los trabajadores y al medio ambiente son inadecuadas o no se cumplen. También es mucho más barato “reciclar” los residuos electrónicos en éstos países.

Publicado en basura electrónica | Deja un comentario

Desechos 2.0: La basura del nuevo milenio

Hasta hace algunos años atrás la basura tecnológica, no era un problema grave. Los aparatos tecnológicos se mantenían en uso más tiempo, se reparaban en cuanto tenían algún problema. Pero en estos años se ha podido comprobar que muchas más son las personas que pudieron acceder a los aparatos tecnológicos. Esto lleva a que se renueven muchos de los aparatos viejos dando lugar a una gran cantidad de desechos poco visto anteriormente.

La enorme demanda de tecnología de la información trajo consigo un nuevo problema ambiental, que va desde lo social a lo moral: la contaminación. A partir de la década de los años 90 el precio de los aparatos eléctricos como electrónicos cayeron y varias son las personas que pudieron tener un cpu en casa o en el trabajo.

Con el transcurso de los años las nuevas versiones de los sistemas operativos y de los nuevos programas de instalación trajo como consecuencia que la vida útil de estos equipos no pasaran de tres o cuatro años, cuando antes se estimaba a que llegaran a diez años. Hoy en día, aparatos electrónicos como televisores, teléfonos móviles, computadoras, impresoras, cámaras fotográficas y electrodomésticos de todo tipo, quedan antiguos continuamente. Así es como se convierten en basura tecnológica, que no siempre se recicla.

Basura tecnológica

Muchos de los elementos y compuestos que contienen estos desechos tecnológicos presentan un riesgo elevado para el medio ambiente si los aparatos se entierran, se prenden fuego o se descartan de manera inadecuada.

El problema de la renovación y la innovación es decir el desperdicio, en el mundo moderno en el cual nos tenemos que situar, lanza al mercado ciento de artículos electrónicos por mes, con más memoria, más capacidad, mas alcance, mas batería, generando a su vez mas basura.

La mayoría de los usuarios no tiene en cuenta que cuando está tirando o descartando una computadora o un celular, esto lleva a la sociedad una cantidad de elementos tóxicos que causan en el ser humano problemas de salud. Por la contaminación tecnológica, los seres humanos los más afectados. Al dañar el medio ambiente, toda la sociedad tendrá grandes posibilidades de contraer graves enfermedades como anemia, abortos, presión sanguínea, inflamación de la piel, causadas por el plomo, el cadmio, arsénico que contienen los desechos tecnológicos, pero específicamente afecta a nuestro aparato respiratorio, con cáncer de pulmón, ataques de tos, por la emoción de químicos que se concentran en el aire que respiramos.

Lo más grave es que el 90% de este material tiene como lugar de destino vertederos en los cuales se los incinera a pesar de su grado de componente toxico utilizados en su fabricación como por ejemplo el litio que poseen las baterías, el mercurio en lámparas fluorescentes de los monitores LCD y el bromo en carcasas y aislamientos plásticos.

Posibles soluciones

Existen algunas soluciones, además del reciclado, para que esto no suceda. Una de ellas es alargar la vida de los aparatos tecnológicos, ya que permitiría reducir la cantidad de residuos electrónicos que generamos.

La basura electrónica contiene grandes cantidades de metales valiosos, como plata y oro, que son muy buenos como conductores de la electricidad.

Por lo cual, reciclar el oro de las placas base de las computadoras resulta más eficiente y menos destructivo que extraerlo de las minas.

Lo que pretendemos es que la basura tecnológica no exista, que todo sea aprovechado de una u otra manera, pudiendo lograr así una mejor vía para todos ya que el buen uso de estos desechos no generaría conflictos.

Publicado en basura electrónica, chatarra tecnológica, e-desechos | Deja un comentario

Presentación del tema

Publicado en basura electrónica, chatarra tecnológica, residuos tecnológicos | Deja un comentario